Curiosidades

- La costumbre de que cada niño llevaba un tronco de leña para caldear la escuela ya es citada en 1845 y ha perdurado en el tiempo hasta hace unos pocos años. Actualmente las aulas disponen de calefacción.

-Además de Turia o Guadalaviar nuestros antepasados también le llamaban Río Blanco.

- El puente antiguo que cruzaba el río medía 57 pies de largo y 12 de ancho (todavía se conserva un tronco junto al puente actual, el cual se construyó a base de jornales por habitantes del pueblo).

-En el siglo pasado se recibía la correspondencia dos veces a la semana por el mismo conductor (de diligencia, obviamente) que la llevaba a Ademuz.

- En 1833 siendo alcalde Daniel Tortajada, el Ayuntamiento de Casas Bajas solicitó una subvención para cubrir las necesidades urgentes de los vecinos por lluvias torrenciales y desbordamiento del río Turia.

- En 1856 Joaquín Bea, vecino de Aras de Alpuente, solicitó permiso para construir un molino en el término de Casas Bajas.

- El 24 de enero de 1844 en el Pontón de Barrachina hubo una reunión de Alcaldes, Procuradores Síndicos y Secretarios de los Ayuntamientos, más 2 vecinos de testigos, para designar lindes de todas las tierras que en el término de Santa Cruz de Moya poseían los vecinos de Casas Bajas.

- El deslinde antes referido trajo numerosísimos problemas en los años siguientes a 1844; denuncias contra los de Casas Bajas por haber arrancado algunos romeros o matas de monte bajo en las heredades cultivadas por los de Santa Cruz (según ellos), atropellos y toma de ganado como rehenes (os lo prometo) por haber pastado en posesiones declaradas de su propiedad en el deslinde (según los santacruceros)... Los de Casas Bajas, por el contrario, reprochaban a los de Santa Cruz que no estaban interesados en ejecutar el deslinde y se quejaban de sus vejaciones, arbitrariedades, multas y encausamientos, además de que se les impedía el libre uso y aprovechamiento de sus heredades. Todos estos disturbios y conflictos trajeron como consecuencia que el Jefe político de Cuenca se reuniera con las dos partes en varias ocasiones, ¿no parece el argumento de una del "Oeste"?

- El parque móvil en 1958 en Casas Bajas constaba de; 1 camión, 3 motocicletas, 35 carros y 40 bicicletas. Además se contabilizaban 18 aparatos de radio.

- Ese mismo año el precio de la Ha de regadío se cotizaba a 30 mil pesetas y la de secano a mil.

- A mediados del siglo XIX el pueblo tenía 8 telares de lienzo y otros tantos de lana para ropa de uso común de sus habitantes, un molino harinero y 4 ollas para hacer aguardiente. Asimismo, había una tienda de abacería (comestibles), de cuyos géneros se abastecía el vecindario a cambio de huevos.

- En 1845 el presupuesto municipal ascendió a 2447 reales que se cubrieron con los productos de una dehesa de propios llamada del Romeroso y algunos arbitrios sobre una tienda de abacería y puestos de carne, cubriendo el defícit por reparte vecinal.

- En el año anteriormente citado había en Casa Bajas 1300 colmenas.

- En 1958 la ganadería estaba compuesta por 123 cabezas de ganado mular (machos), 12 de caballar y 101 asnal. Actualmente se contabiliza una decena escasa. Este mismo año la división por profesiones se dividía en; 192 labradores, 14 comerciantes o industriales, 35 ganaderos, 10 funcionarios y 50 jornaleros.

- José Aguilar Lozano en su trabajo de fin de carrera, en 1983, hizo un Estudio Químico de la Fertilidad de Suelos del Término de Casas Bajas.

- En el citado trabajo se reflejaba resultados como que la tierra de nuestro pueblo tiene un nivel alto de materia orgánica. El suelo, con un poder de retención de nutrientes aceptable, es algo alcalino y calizo. Con contenidos normales en; nitrato, fósforo, cloruros, manganeso y calcio (normal-alto). Con contenidos bajos en; potasio, sulfatos, hierro y amonio (bastante bajo). Y contenido alto en magnesio. Respecto al sodio se puede considerar un suelo salino.

- Siguiendo con la obra científica de nuestro paisano, encontramos también un Análisis del Agua de Casas Bajas (la destinada al consumo humano, por un lado, y la del río Turia, por otro). El agua de la fuente de las Cambretas es considerada por José Aguilar Lozano como; medianamente dulce, en contenido de sales muy buena, en contenido de sulfatos, cloruros y sodio se puede considerar buena, con peligro de alcalinización bajo y de salinización moderada. La califica de excelente a buena, recomendable para el consumo. Las conclusiones sobre el agua del río son las siguientes; es dura, con contenido en sales buena, el peligro de alcalización es bajo, de media a elevada respecto al peligro de salinización. También es recomendable (de buena a admisible).
 
 
 
 

FUENTES;

- Archivo Excma. Diputación Provincial de Valencia.

- Diccionario geográfico y estadístico de España y Portugal (Miñano, 1823).

- Diccionario Geográfico-Estadístico e Histórico de España (Madoz, 1845).

- Diccionario Geográfico de España (1958).

- Gran enciclopedia de la región valenciana (1973).

- Gran enciclopedia valenciana (1991).

- Geografia de les Comarques Valencianes (1995).

- Estudio Químico de la Fertilidad de Suelos del Término de Casas Bajas (1983). De Don José Aguilar Lozano.

Formulario de búsqueda

Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31